Fiestas en las que no damos abasto

Recientemente en mi ciudad acabamos de empezar con las fiestas, son muy conocidas y acude mucha gente, las fiestas del vino de Valdepeñas son el reclamo perfecto para que miles de personas nos visiten, es una manera de que todo el mundo no solo conozca el buen vino que tenemos sino para que se den cuenta que están ante una ciudad con encanto, con coraje y que dispone de todo para ofrecer a todos los turistas que se quieran acercar. Por supuesto la ciudad ahora mismo parece un hervidero, en la plaza casi no se puede estar y cada hostelero hace todo lo posible porque en su negocio no falte de nada, tanto en mano de obra como en productos típicos de la tierra, porque ¿a quién no le gusta degustar unas buenas gachas manchegas, unas buenas migas, con sus uvas acompañando, uvas recién cogidas, sardinas recién hechas a la plancha, y un sinfín de manjares típicos de la tierra que la gente en estas fiestas quieren sin duda degustar.

Es normal que la mayoría de bares del centro se froten las manos, ya que con tanta cantidad de gente las cajas se llenan en menos que canta un gallo, todo debe estar preparado no solo por la noche sino también por la mañana, ya que la gente que está de vacaciones o que viene de fuera quiere pasar cada día de las fiestas haciendo algo distinto, desde luego no se pueden quejar porque hay un buen catálogo de actividades muy interesantes. Después a la gente no le apetece comer en su casa, ni en el hotel le gusta estar donde la fiesta no parece tener fin, así que a la hora de comer los restaurantes se visten las mejores galas saben que van a dar muchas comidas, poniendo manteles restaurante y haciendo ver a todo el que pasa que se debe notar que se está de fiesta.

Cuidar todos los detalles hace que en días de fiesta se haga mucho dinero, la gente quiere un buen trato y quiere pasarlo bien, así que es tan sencillo como contar con buenos distribuidores, que ofrezcan las mejores calidades en cuanto a materia prima se refiere, metiendo en el mismo saco el resto de cosas que son también muy importantes y que hacen que los negocios sean los verdaderos protagonistas en tiempos tan bonitos de fiestas.