La importancia de los amortiguadores en un coche

Los amortiguadores se suelen asociar únicamente con la absorción de impactos, pero la verdad es que estos tienen muchas más funciones. Para conseguir un motor de segunda mano a un buen precio debes visitar motoresdyg.com, porque allí encontrarás los precios más bajos del mercado.

Al hablar de los amortiguadores, estos también permiten que los neumáticos se mantengan en contacto con la carretera. También controlan los movimientos oscilatorios de la carrocería, que son provocados por los elementos elásticos de la suspensión.

¿Para qué sirven los amortiguadores?

Los amortiguadores son una pieza crucial para tener una conducción confortable, y su funcionamiento dependerá de algunos factores como el estado de las carreteras, la carga en el coche o los kilómetros recorridos. En todo caso, el desgaste de los mismos muchas veces no es perceptible.

Si conduces con unos amortiguadores en mal estado podrías tener consecuencias nefastas como son:

  • Se incrementará considerablemente la distancia de frenado en tu coche.
  • La adherencia de los neumáticos a la carretera se reduce o incluso se anula.
  • La dirección se vuelve inestable.
  • No te permitirán trazas bien las curvas, favoreciendo el deslizamiento del vehículo al salir de las mismas.
  • Favorecerán el efecto aquaplaning, el cual impide el control adecuado del vehículo.

Como puedes ver, que los amortiguadores se encuentren en perfecto estado permitirá que consigas el máximo rendimiento posible. De lo contrario, podrías terminar por tener un accidente mientras que conduces, y estarías poniéndote en peligro a ti y a todos los conductores en las vías.

¿Cómo puedes saber si los amortiguadores están en mal estado?

Para que puedas detectar los fallos en los amortiguadores existen tres cosas que puedes ver y que son sencillas:

  • Percibes que se están produciendo oscilaciones al conducir, y el coche comienza a dejar manchas de aceite detrás de las ruedas.
  • Si cuando frenas en seco el vehículo se hunde más hacia la parte frontal, se va hacia un lado o es difícil de dominar.
  • En caso de que se presenten vibraciones a la hora de conducir, incluso cuando el pavimento está en buen estado.

Si detectas cualquiera de estas situaciones, lo mejor será llevar el coche al taller mecánico de inmediato. Es aconsejable hacer un mantenimiento de los amortiguadores por lo menos cada 20.000 kilómetros para asegurarse de que estén en buen estado. De lo contrario, no se detectarán problemas a tiempo que pueden llegar a ahorrarte un buen susto mientras que conduces tu coche.

Posted on